El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo este viernes a su homólogo ruso en Moscú que el ataque en la ciudad francesa de Niza muestra la necesidad de acelerar los esfuerzos internacionales para enfrentar al terrorismo, especialmente en Siria.

Kerry, que el jueves por la noche sostuvo conversaciones con el presidente ruso, Vladimir Putin, que se enfocaron en el conflicto en Siria, dijo que el diálogo había sido productivo, así como también "extremadamente franco y muy serio".

Sin embargo, un portavoz del Kremlin dijo en forma separada que Putin y Kerry no habían discutido directamente sobre una cooperación militar entre Moscú y Washington en Siria, que era el tema de una propuesta que llevó Kerry a la capital rusa.

Decenas de personas murieron el jueves cuando un hombre armado embistió a una multitud con un camión en Niza, mientras celebraban el Día de la Bastilla, que es el día nacional de Francia. Las autoridades francesas dijeron que se trató de un ataque terrorista.

Refiriéndose a lo que describió como una "matanza increíble" en Niza, Kerry dijo que en ningún lugar existe un semillero para terroristas como en Siria.

"Creo que la gente en todo el mundo nos está mirando y esperando que encontremos una forma más rápida (...) para poner fin a este azote terrorista y (...) para combatir contra su postura nihilista y depravada ante la vida y la muerte", declaró Kerry al comenzar sus conversaciones con el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

"Y usted y yo y nuestros equipos estamos en una posición envidiable para poder hacer algo al respecto", dijo Kerry.