Ciudad de México. Economista, abogado y candidato presidencial del oficialismo en México, José Antonio Meade Kuribreña, de 49 años, es un conocedor de la administración pública mexicana, luego de ser secretario (ministro) de Estado en cinco ocasiones.

Meade encabeza la coalición "Todos por México", liderada por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) secundado por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, a pesar de que no es militante de ninguno de estos grupos políticos.

El proceso electoral en México se puso en marcha el 8 de septiembre de 2017 de manera oficial y a partir del 14 de diciembre del mismo año se abrió el debate político con el proceso interno de los partidos para designar a sus candidatos.

Después de 58 días de precampaña, Meade logró la candidatura de la alianza "Todos por México", en una apuesta inédita para revertir la baja popularidad del partido oficialista en México.

El PRI, que gobernó de 1929 a 2000 y regresó al poder en 2012, es asociado por muchos mexicanos con la corrupción, la impunidad y el autoritarismo.

Meade, quien es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), es el único que se inscribió ante el PRI para la candidatura presidencial y así competir en los comicios del 1 de julio contra el favorito, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que ya fue aspirante a la Presidencia en dos ocasiones.

Durante la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), del Partido Acción Nacional (PAN, derecha) fue secretario (ministro) de Energía del 7 de enero al 9 de septiembre de 2011, y de Hacienda del 9 de septiembre de 2011 al 30 de noviembre de 2012.

La carrera política de Meade inició a los 22 años cuando fue nombrado analista de planeación en la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas (CNSF) de México.

En 1997, tras concluir sus estudios de doctorado en Economía en la Universidad de Yale (EEUU), ocupó el cargo de director de Planeación Financiera en la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

En el 2000 llegó a la Secretaría (ministerio) de Hacienda y Crédito Público de México, donde se desempeñó como director de Banca y Ahorro.

En 2002 ocupó el cargo de director del desaparecido Banco Nacional de Crédito Rural (Banrural), durante la administración del ex presidente de México, Vicente Fox, que inició en el 2000 y concluyó en el 2006.

Durante la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), del Partido Acción Nacional (PAN, derecha) fue secretario (ministro) de Energía del 7 de enero al 9 de septiembre de 2011, y de Hacienda del 9 de septiembre de 2011 al 30 de noviembre de 2012.

En la actual administración de Enrique Peña Nieto ejerció como secretario de Relaciones Exteriores, de Desarrollo Social y de Hacienda, último cargo que desempeñó hasta 2017.

Meade logró trabajar con presidentes de filiación política distinta, Felipe Calderón y Vicente Fox (PAN) y Enrique Peña Nieto (PRI), por lo que se le considera un habilidoso negociador, característica que contribuyó en su formación política e ideológica.

Son seis los ejes fundamentales de las propuestas de Meade: la prioridad de apoyos a las mujeres, educación de excelencia en el país y la promoción del negocio propio para los jóvenes.

 

Asimismo, plantea el combate a la inseguridad en México, a la corrupción, así como a erradicar la pobreza extrema a través de la ampliación del programa de inclusión social Prospera, vigente en esa nación.

En el plano personal, está casado con Juana Cuevas Rodríguez, a quien conoció mientras estudiaba la licenciatura de Economía en el ITAM.

En la actualidad, la esposa del aspirante se dedica a la pintura y es curadora de arte.

La pareja tiene tres hijos: Dionisio, José Angel y Magdalena.

De acuerdo con la encuesta del Grupo de Economistas y Asociados (GEA) e Investigaciones Sociales Aplicadas (ISA), López Obrador puede lograr el 35% de los votos, seguido por el conservador Ricardo Anaya con el 23% y el oficialista Meade se coloca en el tercer sitio con el 21%.

En tanto, el aspirante independiente Jaime Ramírez puede obtener el 1%.

En tanto que un 20% de los encuestados se mostró como indefinido, de acuerdo con GEA.

Según el Instituto Nacional Electoral (INE), máximo órgano electoral de México, las elecciones del 1 de julio serán las más grandes de la historia del país por el número de cargos en disputa (3.404), así como por la cifra de votantes (88,3 millones).