“La democracia es un sistema de equilibrio que cuando se rompe, se rompe también el sistema... Las reglas de la democracia no se cambian por el capricho de nadie”. Lo dijo José María Aznar, expresidente del gobierno español, quien participó ayer en un conversatorio con dirigentes políticos del movimiento CREO.

Aznar se refería a los límites que deben tener los mandatos presidenciales, en el marco del respeto a las libertades y a la democracia.

El político español señaló que todo cambio que afecte a la Constitución debe ser consensuado y consultado.

“No se deben de cambiar las reglas del juego sin consensos, ni consulta. La regla esencial es el límite de mandatos en el sistema presidencialista”, dijo.

Para Aznar, si se quiere establecer un sistema indefinido, debe de pasarse a un sistema parlamentario.

Guillermo Lasso, excandidato presidencial por CREO, recordó que uno de los logros de Aznar fue respetar el principio de alternabilidad ya que permaneció en el poder los dos periodos para los que fue elegido y no optó por otros más.

“Él cumplió con su palabra, no dijo: Perdónenme que fue una novatada’”, afirmó Lasso en alusión a la declaración que hizo el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, para defender la propuesta de reelección que consta en el proyecto de enmiendas constitucionales.

Aznar pidió a los dirigentes de CREO fortalecer a la agrupación desde las bases. Luego mantuvo un almuerzo con el bloque de asambleístas.