Santa Cruz. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, destacó el nuevo rol que cumplen las Fuerzas Armadas en los países de la región. Su posición fue manifestada durante su discurso emitido en la inauguración de la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, en Santa Cruz de la Sierra.

El jefe de la OEA sostuvo que las tareas de las Fuerzas Armadas en los países del continente están ligadas a la contribución al desarrollo de sus respectivas naciones.

Indicó que después de décadas de golpes de Estado en los países de la región, la nueva política militar abarca desde los desastres naturales a las pandemias, al crimen internacional o al terrorismo, pero también en cuanto a las amenazas comunes a la seguridad regional e internacional.

Manifestó que después de esos golpes de Estado, por parte de las Fuerzas Armadas, se dejó “atrás una concepción que entendía la seguridad como la posibilidad de conflicto armado entre nosotros”. “Por ello la política de intervención se ha ido de la OEA y ha sido reemplazada por una política de multilateralismo moderno y de cooperación internacional”.

Señaló que en la región no sólo se registran elecciones limpias, transparentes y plurales, sino que se pone énfasis en el ejercicio de la democracia como una garantía.

Gates pide uniformar el sistema de socorro. En el marco de la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, el gobierno de Estados Unidos planteó a los países de la región adoptar un sistema que de facilidades a la ayuda militar en las operaciones de socorro en las naciones.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, señaló que hay un consenso entre las naciones que participan de este encuentro en sentido de “estandarizar un sistema para facilitar la colaboración militar durante las operaciones de socorro a través de la adopción de una Célula de Colaboración en Asistencia Militar (MACC, por su sigla en inglés)”.

Además, dentro de la sugerencia estadounidense, se pide adoptar una plataforma tecnológica común para el intercambio de información entre países. Gates también aseveró que se debe establecer grupos de trabajo que desarrollen el marco para el apoyo militar en operaciones de socorro dirigidas por civiles.

“Apoyo incondicionalmente esta propuesta y creo que es un modelo prometedor para otros esfuerzos de cooperación, con el fin de promover nuestros intereses mutuos de manera concreta y beneficiosa”, sostuvo Gates en su intervención. Luego se retiró y regresó a su país.