El presidente de Uruguay, José Mujica, habló de la apertura del país hacia las distintas culturas e ideologías y de su desempeño como presidente de “todos los uruguayos”, más allá de sus ideas políticas.

En ese sentido, hizo referencia a la amplitud de Uruguay para relacionarse con distintos países del mundo pensando en la “conveniencia económica y social” para el país, más allá de posiciones en el mapa político mundial. También se refirió al reciente recibimiento del grupo de disidentes cubanos como ejemplo de amplitud y tolerancia, pese a una historia que lo relaciona al apoyo de “la revolución cubana en su lucha contra EE.UU.”.

“Gente de los partidos tradicionales muy importante y representativa, hace unos días nos pidió que recibiéramos a una delegación que vino del extranjero donde había cubanos que están enfrentados con su gobierno y nosotros le contestamos que, por respeto a quienes nos pedían, los íbamos a recibir”, dijo el mandatario en su audición “Habla el Presidente” de este viernes por M24.

De esta manera, Mujica respondió a las críticas de algunos sectores de izquierda y recalcó que es el presidente de todos los uruguayos.

“Entendemos que institucionalmente un presidente en Uruguay cuando es electo pasa a ser presidente de todos. Es obvio que ha sido votado por una fuerza política y es respaldado por una fuerza política, pero es presidente de todos”, recalcó.

En ese sentido, explicó que “por eso a veces tiene que hacer cosas (…) que condicen o no con su manera de pensar, pero el presidente las tiene que hacer porque, por encima de él, está la nación”.

Política exterior. Sobre las relaciones internacionales, Mujica también explicó que “este gobierno el año entrante es muy probable que reconozca a Palestina y que va a mantener sólidas relaciones con Irán”.

Hizo referencia a la apertura política y que el país debe buscar lo mejor para sus intereses, sin prescindir de vínculos para el desarrollo económico y comercial.

“Este gobierno, que el año entrante es muy probable que reconozca a Palestina y que va a mantener sólidas relaciones con Irán, porque al país le conviene, porque a su historia, economía y sociedad le convienen, va a procurar siempre mantener las mejores relaciones con Israel y con Estados Unidos y con todos los que se pueda”, dijo Mujica.

Agregó que “en los grandes pleitos internacionales (Uruguay) ni pincha ni corta, pero a la hora de votar siempre tendrá muy claro a quién pertenece: al sentido de solidaridad y a la defensa en el mundo entero de los más débiles”.

Para recalcar la posición y la apertura que tiene el país y la figura del presidente, Mujica manifestó: “No se nos escapa que tenemos diferencia, y las seguiremos teniendo; pero tampoco se nos escapa que el país tiene que continuar y que ser gobierno no es ser propietario del país. Sabemos que, muy frecuentemente, estas cosas no se entienden. A veces por sentido partidario y a veces por filosofías distintas, que pueden ser validas y a nadie le pedimos que las tenga que cambiar. Pero que ni sueñen que nosotros vamos a arriar nuestra manera de pensar”.