El presidente de Uruguay, José Mujica, defendió su iniciativa de despenalizar el consumo de marihuana este domingo en una entrevista con el diario mexicano El Universal.

El mandatario se mostró preocupado por la aparición de episodios violentos nunca vistos en el país ligados al narcotráfico.

“Tenemos miles de presos producto del tráfico de esta inmundicia y han aparecido los delitos por ajustes de cuentas. Porque a la gente que no paga no le mandan los abogados para cobrar. No le hacen un pleito. Le pegan un tiro. Eso era desconocido en Uruguay”, afirmó.

En ese contexto, afirmó que "en lo que me es personal no me importa tanto la drogadicción; esto es, no es que no me importe: es una enfermedad y como tal hay que tratarla y es manejable en una sociedad. Lo que es intolerable es el narcotráfico. Lo que nosotros levantamos como tesis es que este problema encarado por la vía policial y de la represión sigue estancado, sin solución".

“Lo que queremos hacer con la marihuana no es legalizar el consumo, es regularlo. El consumo ya existe. Existe a espaldas nuestras. La idea es tratar de regular el consumo”, afirmó.

Al ser consultado sobre las alternativas que maneja el Parlamento, Mujica dijo que "no sé qué va a hacer el Parlamento. Hay otras visiones como el autocultivo. Y yo no me opondría, pero el tema es cómo se controla, para que no termine comercializándose afuera. Ese es el asunto, porque no podemos joder a los vecinos", afirmó.

Sobre el aborto. El presidente también habló sobre el polémico debate en torno a la despenalización del aborto. “Yo no veto leyes”, sostuvo.

Consultado sobre si estaba a favor de la legalización respondió: “contra el aborto estamos todos. Ahora, si a la mujer la dejamos sola, si no la atendemos, si no le damos apoyo, sobre todo si son gurisas (adolescentes) la cosa va mal. Mejor pongámoslas arriba de la mesa y tratemos de que recule y apoyémoslas. Me parece que eso es mucho más inteligente, que prohibir. Claro que desde el punto de vista de los principios sí puede ser condenable, pero desde el punto de vista de la praxis histórica, de lo que pasa, creo que se salvan mucho más vidas. Y esa es la razón por la que me inclino por esta norma”, justificó.