Luego del acto de este miércoles, en el que el presidente José Mujica reconoció la responsabilidad del Estado en la desaparición de María Claudia García de Gelman para acatar la sentencia dispuesta por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el mandatario habló sobre su “perdón” en el programa de Sonia Breccia de TNU.

“Yo le pedí perdón a una señora que había perdido una hija. Por mis errores personales tengo que pedir a los que hayan sentido dolor”, expresó el presidente en el final del programa. “Mi mayor perdón es que no le serví al pueblo uruguayo cuando le tenía que haber servido”, agregó el ex guerrillero tupamaro.

“Nos pasamos una vida soñando que se venía algo, que calculábamos que se venía, y a la hora señalada no estuvimos”, dijo Mujica.

El presidente agregó que ahora está “peleando por un sueño”: “Por una patria que yo no voy a ver, pero es posible y es necesario”.

“Le pido a la gente que ponga todo lo mejor de sí. A un país se le quiere en la medida que cumplimos con nosotros mismos todos los días, las pequeñas grandes cosas. Y por ese lado es mucho lo que podemos lograr”, señaló el mandatario.

El ejemplo alemán. Anteriormente, en otro espacio del programa, Mujica puso el ejemplo de Alemania para elogiar el desempeño de los trabajadores germanos y contrastarlo con Uruguay.

“Cuando uno ve la eficiencia promedio que tiene un trabajador común y corriente y que trabaja en el municipio, uno se explica lo que hizo Alemania, de un país desecho hizo una potencia. ¿Por qué? Porque hay una responsabilidad y una entrega en el acto del trabajo y eso es una pasión colectiva. Tienen todas las cosas que tenemos los seres humanos, pero tienen una devoción del trabajo bien hecho, una especie de orgullo”, detalló.

“Nosotros estamos a leguas de eso. Pero el desafío es caminar para eso”, agregó el presidente. “No sé lo que podemos lograr, pero confió en que bastante se puede hacer y se está haciendo”.