Montevideo. A poco más de un mes de asumir como presidente, el presidente de Uruguay, José Mujica, ya recibió varias críticas de parte de dirigentes del Frente Amplio (FA) que manifestaron discrepancias con algunas de sus propuestas. Y en su audición de M24, este viernes, el presidente pidió “compromiso y unidad” a la interna de la coalición de gobierno.

Algunos de los temas que dividieron la interna del FA, fueron la prisión domiciliaria para militares mayores de 70 años, el tratamiento para los adictos a la pasta base y la utilización de las reservas del Banco Central para la realización de obras de infraestructura.

En esta oportunidad el mandatario recordó que en los últimos cinco años todos los ministros y dirigentes acompañaron las resoluciones del ex presidente Tabaré Vázquez, aunque discreparan.

“Acompañamos a Vázquez en todas sus decisiones, durante tres años como ministro firmamos todas las leyes y lo hicimos con conciencia. Decidimos acompañar en un trago fuerte de ese gobierno cuando vino (el ex presidente de EEUU, George W.) Bush, que no era para nada simpático, pero era una obligación de Estado”, explicó Mujica.

El mandatario agregó que nunca se pusieron “condiciones” porque consideró “que en definitiva nada es mejor que la unidad”.

Recordó que tampoco se pusieron condiciones para que la oposición ocupara puestos en el gobierno: “Si eso lo practicamos hacia fuera cómo no lo vamos a hacer para dentro”, dijo.

Mujica agregó que su gobierno no se basará en imposiciones y apeló a la libertad de conciencia de los dirigentes políticos. “No somos el gobierno del ‘impongan algo’, tenemos las puertas abiertas para discrepar. Nunca vamos a usar el veto, nunca a vamos a utilizar la disciplina como concepto obligatorio que imponga nada lo que vamos a usar es la libertad de conciencia”, dijo.

Discrepancias. Varios son los temas en los que el presidente e integrantes del gobierno y dirigentes del FA discrepan. En el caso del tratamiento de adicciones, el secretario ejecutivo de la Junta Nacional de Drogas, Milton Romani, consideró que la propuesta del presidente de criminalizar a los adictos no era el camino adecuado. “Cuando hables de esto, llámanos”, pidió Romani en forma pública.

Esta semana el senador Enrique Rubio se sumó a las críticas y salió al cruce de la propuesta de que los militares mayores de 70 años cumplan prisión domiciliaria. El líder de la Vertiente Artiguista dijo que de concretarse esa iniciativa estaría dispuesto a abandonar su banca.

Más lejos fueron el Partido Socialista, el Partido Comunista, Asamblea Uruguay y Alianza Progresista que emitieron una declaración formal de rechazo a la propuesta de Mujica. “Las graves violaciones cometidas en el período dictatorial tuvieron la digna respuesta del Poder Judicial enjuiciando y encarcelando a los responsables de crímenes y violaciones y desapariciones. No compartimos el criterio de aliviar sus penas porque ello abriría nuevas heridas”, indicó la declaración.