Montevideo. El presidente del Uruguay, José Mujica, relativizó hoy el problema de las barreras comerciales de Argentina a las exportaciones de este país, y dijo que hay que ir por el camino del mejor diálogo posible para levantar uno por uno cada obstáculo.

Ello, mientras en el ámbito diplomático y comercial se prepara una misión a Buenos Aires para plantear los serios problemas que las restricciones argentinas implican para sectores industriales que deben parar la producción y suspender a obreros.

En declaraciones al diario uruguayo La República, Mujica volvió a tender puentes de amistad con el gobierno de Cristina Fernández al indicar que las trabas a las importaciones son "normales, porque a cada rato hay dificultades, después se superan y luego vuelven a aparecer".

El viernes pasado Mujica recibió en su despacho de Casa de Gobierno al presidente del principal partido de oposición, Luis Alberto Heber.

El senador del Partido Nacional le planteó la conveniencia de que la delegación negociadora no sólo fuera integrada por los ministros del área involucrada en el tema, sino también por los presidentes de las gremiales empresariales.

El mandatario sudamericano declaró que las negociaciones están "caminando en varios frentes", y dijo que según los datos que maneja, hay dificultades "sólo en dos o tres rubros de la actividad" tales como "autopartes, automóviles y vestimenta".

"Pero no podemos cambiar el curso de la realidad, plantearemos los problemas como los vemos; ni somos pesimitas ni optimistas, sino objetivos", dijo, según recoge La Nación de Argentina.