Bogotá, Andina. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció hoy que las víctimas de la violencia recibirán una indemnización mínima de 9 millones de pesos (más de US$4.600) y una máxima de 21 millones de pesos (US$10.700).

Al mismo tiempo, Santos advirtió que no permitirá que la mano criminal de la extrema derecha o la izquierda sabotee la ley de víctimas y el proceso de restitución de tierras.

"Venga de donde venga, de la extrema izquierda o de la extrema derecha, la vamos a contrarrestar con el puño de nuestra Fuerza Pública", indicó, según recoge Radio Santa Fe.

A promulgar 11 decretos reglamentarios de la ley de víctimas y restitución de tierras, el presidente Santos señalo que "aún hay quienes siguen intimidando y asesinando a nuestros campesinos y a sus representantes" y añadió: "A esos criminales les hago llegar un mensaje: ¡los vamos a combatir con todo!".

Santos indicó que el propósito es luchar "con todas las herramientas democráticas que estén a nuestro alcance", entre ellas los jueces especializados de restitución, que fueron creados por la Ley para garantizar el pleno restablecimiento de los derechos de los despojados, desde la expedición de títulos hasta la efectiva devolución de sus predios.

El mandatario sudamericano explicó que el tema de restitución lo asumirá en buena parte de la Unidad de Gestión de Restitución de Tierras Despojadas, la cual acompañará a los desplazados en el proceso de recuperar los predios que les arrebataron los violentos.

De acuerdo con el presidente colombiano, esta Unidad incluso hará los trámites a nombre de cada víctima, "evitándoles la engorrosa tarea de recopilar la información necesaria y garantizando que las solicitudes se hagan sin errores".

Precisó que las primeras 13 oficinas de la Unidad de Restitución empezarán a operar en enero próximo en aquellas áreas donde los desplazados no denuncian "por físico temor".

Manifestó que el propósito es luchar "con todas las herramientas democráticas que estén a nuestro alcance", entre ellas los jueces especializados de restitución, que fueron creados por la Ley para garantizar el pleno restablecimiento de los derechos de los despojados, desde la expedición de títulos hasta la efectiva devolución de sus predios.