Santiago/Buenos Aires. Colombia buscará una mayor integración al gigantesco mercado de la Cuenca del Pacífico y aspira fortalecer la unión latinoamericana, dijo el lunes el presidente electo de ese país, en momentos en que la nación enfrenta obstáculos con sus principales socios comerciales.

Colombia enfrenta actualmente un nuevo quiebre de relaciones con la vecina Venezuela, mientras que el acuerdo de libre comercio con su principal aliado, Estados Unidos, presenta algunas trabas para su aprobación definitiva.

En el marco de una gira por América Latina, Juan Manuel Santos dijo en Santiago, tras reunirse con el presidente chileno, Sebastián Piñera, que desea "profundizar la integración entre los países de la Cuenca del Pacífico".

Santos, quien asumirá la presidencia la próxima semana, afirmó que Colombia podría "jugar un papel más importante hacia el futuro con toda esa región".

Colombia, el tercer mayor productor de café del mundo y que en los últimos años ha dado un fuerte impulso a su industria petrolera y carbonífera, ha manifestado su deseo de ingresar al foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).

Los miembros de APEC -en que participan Chile, México y Perú- fijaron hace unos años el fin de una moratoria que impide el ingreso de nuevos socios hasta el 2010.

Chile ha dado su abierto apoyo a Colombia para que integre la APEC.

"Creemos que lo que se ha logrado en materia de integración, en materia de comercio, en materia de inversiones con Chile ha sido importante, pero como en toda relación, es susceptible de fortalecerse y mejorarse", dijo Santos, quien el domingo asistió a una cena ofrecida por el derechista Piñera.

Santos, quien no aceptó preguntas de los medios en el palacio presidencial chileno, inició la semana pasada una gira por América Latina en la que ya visitó además México y Panamá. En la tarde del lunes viajó a Argentina y luego irá a Perú y República Dominicana.

La gira de Santos ha estado marcada por la ruptura de relaciones diplomáticas decidida la semana pasada por el presidente venezolano, Hugo Chávez, tras las acusaciones de Bogotá de que el Gobierno del militar retirado da refugio a guerrilleros colombianos.

En Chile dijo que no se referiría al tema, mientras Chávez espera que el mandatario electo contribuya a retomar la relación bilateral, que desde mediados del 2009 sufre un debilitamiento en el comercio.

En tanto, Piñera dijo que los países buscarán una mayor coordinación y apoyo en temas fundamentales.

"Vamos a seguir colaborando (...) en el terreno de la lucha, sin ninguna duda y con toda la fuerza del mundo, contra el crimen organizado, el narcotráfico y el terrorismo", acotó Piñera.

A su llegada a Buenos Aires, Santos se reunió con la presidenta Cristina Fernández y posteriormente con su antecesor y esposo Néstor Kircnher, actualmente a cargo de la secretaría general del bloque regional Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La cancillería argentina informó en un comunicado que durante el encuentro de más de una hora, la presidenta "destacó la decisión del electo mandatario de visitar a sus pares de América Latina", y sirvió para repasar la agenda bilateral y temas regionales.

"La presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el mandatario electo de Colombia Juan Manuel Santos, se comprometieron a trabajar para fortalecer la unión latinoamericana", dijo el comunicado.