El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, declaró la noche de este miércoles que Cuba no participará en la Cumbre de las Américas, que se realizará el próximo mes en la ciudad de Cartagena, al no encontrarse consenso entre los países del hemisferio.

“Analizamos los detalles del tema de la participación de Cuba en la Cumbre que se va a realizar en Cartagena. Como hemos dicho desde un principio, es un tema que requiere consenso; consenso que infortunadamente no hemos logrado encontrar”, afirmó Santos Calderón al término de su visita a la isla, donde se reunió con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, así como con el líder de la isla, Raúl Castro.

“Le manifestamos al señor presidente Castro, que apreciamos, apreciamos de veras, su deseo de hacer parte de esta reunión, que en estas circunstancias de no haber encontrado ese consenso pues es muy difícil poderle extender una invitación. Le agradecimos, eso sí, su comprensión, y además su manifestación generosa de no querer crear un problema ni para la Cumbre ni para Colombia”, agregó.

Cabe recordar que hace poco más de un mes, el 5 de febrero, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, puso al mandatario colombiano en una encrucijada: propuso a sus homólogos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), durante una reunión en Caracas, marginarse de la cita hemisférica si Cuba no era invitada.

“Ojalá se pueda superar esta situación, pero nosotros nos mantenemos en nuestra postura: no tiene sentido una Cumbre de las Américas sin la presencia de Cuba y sin tratar temas relevantes como el de las Malvinas o el bloqueo cubano”, señaló el gobernante.

De inmediato, el gobierno de Estados Unidos rechazó la presencia cubana, generando un ambiente tenso. Y aunque la diplomacia colombiana se movió y dejó tal decisión en manos de los 34 países que asistirán a la cita, el presidente Santos tomó el tema por su cuenta con la decisión anunciada este miércoles en la noche.