El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, desautorizó este viernes toda gestión de intermediarios, en Colombia o en el exterior, para buscar diálogos de paz con grupos violentos.

"Queda absolutamente desautorizada toda gestión paralela, porque lo único que hace es alejarnos del objetivo, alejarnos de cualquier posibilidad de diálogo frente a la paz", manifestó Santos.

Aunque el Jefe de Estado no mencionó el caso de la senadora Piedad Córdoba, esta declaración se da tan sólo un día después de que la Legisladora se reuniera con el ex presidente de Cuba, Fidel Castro, con miras a la búsqueda de una ruta que lleve a la paz en Colombia.

El mandatario recordó que en el tema de los diálogos de paz "muchos han querido ofrecerse de intermediarios, muchos han querido insinuar que ellos podrían hacer una labor aquí o allá", pero que la respuesta para todos es: "Muchas gracias, pero no. Ni en el exterior ni aquí en Colombia".

Agregó que será el propio gobierno el que avance en el tema cuando considere que las circunstancias estén dadas, ya que por ahora no hay muestras de verdadera voluntad de paz

"Es el gobierno el que está en este momento con la llave y a nadie se la entregaremos hasta que las circunstancias que hemos delineado se presenten", recalcó el Jefe de Estado.