El presidente de Colombia informó que el reciente atentado en Bogotá contra el  monumento a Laureano Gómez fue perpetrado por la extrema derecha. Las  autoridades prácticamente tienen descartado que haya sido la extrema  izquierda.

“La extrema derecha posiblemente fue la responsable de ese petardo en Bogotá el día de anteayer, que nos conmovió mucho por el simbolismo. Las autoridades prácticamente tienen descartado que haya sido la extrema izquierda, ni fueron las FARC. Eso fue más bien una extrema derecha que no quiere que sigamos progresando”, sostuvo.

“Por eso esa corriente mayoritaria, y no solamente mayoritaria, abrumadora: 97%-98% de la gente condena a las FARC y estoy seguro de que un porcentaje igual condena esa extrema derecha, ese 95% de los colombianos que queremos seguir adelante no nos vamos a dejar intimidar. Por el contrario: vamos a usar nuestra ley y nuestras autoridades y nuestra Fuerza Pública para descubrir a los responsables de esos actos de terrorismo”, afirmó el mandatario.

En su intervención, el Jefe de Estado reiteró que la “mano negra de la extrema izquierda y de la extrema derecha están queriendo siempre sabotear el progreso y el mejor futuro de la sociedad”.

“La izquierda radical, expresada en la guerrilla, las Farc, el narcoterrorismo, el Eln, poniendo bombas todos los días, reclutando niños, violando todos los derechos humanos, el Derecho Internacional Humanitario, esa extrema que se alimenta del odio, que se alimenta de la muerte, que se alimenta de una pasión por ver a una sociedad cada vez sufrir más, porque con cada bomba y con cada niño reclutado es lo que hacen”, dijo.

Y agregó: “Y la extrema derecha, que no quiere que los campesinos vuelvan al campo, entonces asesinan a los líderes campesinos que están queriendo recuperar su tierra; que no quieren que se reparen las víctimas, solamente los victimarios, es una extrema derecha que también hace un tremendo daño a la sociedad. Una extrema derecha vinculada al narcotráfico, porque aquí ha sembrado también, como la extrema izquierda, mucho miedo y mucho terror”.