El juez de Somalia Abdulqawi Ahmed Yusuf y la jueza de China Xue Hanqin asumieron este martes como presidente y vicepresidente, respectivamente, de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde reside la demanda marítima boliviana.

Yusuf y Xue, quienes dirigirán por tres años el máximo tribunal de justicia del orbe, son miembros desde el 6 de febrero de 2009 y el 29 de junio de 2010, respectivamente, se lee en un comunicado divulgado por la Cancillería de Bolivia.

Enterado de las designaciones, el Ministro de Relaciones Exteriores boliviano, Fernando Huancuni Mamani, escribió en su cuenta de twitter: “Saludamos la elección del nuevo Presidente de la #CIJ, Juez Abdulqawi Ahmed Yusuf (Somalia) y la Vicepresidenta de la #CIJ, Xue Hanqin (China).

Bolivia demandó a Chile ante esa corte para que declare la obligación de negociar un acceso soberano al Pacífico sobre la base de compromisos hechos a lo largo de la historia, un adeudo que este último negó en reiteradas ocasiones.

La CIJ, integrada por 15 miembros, es el principal órgano judicial de las Naciones Unidas y emite fallos definitorios de carácter vinculante en disputas entre Estados. Además, emite opiniones consultivas a los órganos y organismos de NNUU.

El arribo de Yusuf a la presidencia de la corte cobra relevancia porque en caso de empate en la definición de una sentencia, como la de la demanda marítima prevista para este año, será quien dirima el conflicto con su voto.

Así lo establece el estatuto de la CIJ en su artículo 25, numeral 2: “En caso de empate, decidirá el voto del Presidente o del magistrado que lo reemplace”.

La CIJ, integrada por 15 miembros, es el principal órgano judicial de las Naciones Unidas y emite fallos definitorios de carácter vinculante en disputas entre Estados. Además, emite opiniones consultivas a los órganos y organismos de NNUU.