El juez federal argentino, Marcelo Martínez de Giorgi, sostuvo que Brasil "hoy está trabajando como un garante de la impunidad de Odebrecht", la constructora brasileña involucrada en casos de corrupción en varios países e investigada por la justicia argentina.

Brasil "busca generar un compromiso en terceros países para evitar que se avance en investigaciones penales, civiles y administrativas contra la gente de Odebrecht ", sostuvo el juez en una entrevista que publica este domingo el diario La Nación.

Martínez de Giorgi, quien investiga a la constructora brasileña por el presunto pago de sobornos en las obras de soterramiento del ferrocarril Sarmiento, afirmó que la información que se esperaba de Brasil para avanzar en sus investigaciones "no llegó y no sabemos si llegará".

El soterramiento del ferrocarril Sarmiento es la mayor obra que realiza Odebrecht en el país, mediante un contrato por unos US$3.000 millones en el que se sospecha que se pagaron US$20 millones por vía ilegal.

El soterramiento del ferrocarril Sarmiento es la mayor obra que realiza Odebrecht en el país, mediante un contrato por unos US$3.000 millones en el que se sospecha que se pagaron US$20 millones por vía ilegal.

La causa a cargo de Martínez de Giorgi está bajo secreto de sumario e involucra a funcionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner que presuntamente cobraron sobornos, a empresarios que los pagaron e intermediarios en transferencias del dinero.

"Yo creo que Brasil hoy está trabajando como un garante de la impunidad de Odebrecht", sostuvo el juez.

El juez consideró que la investigación avanza en el ámbito local, pero "hacia terceros no", y recordó que "hay un compromiso del Estado brasileño, que firmó la Convención Interamericana contra la Corrupción y la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, que obliga a los países signatarios a generar un amplio intercambio de información en procesos penales que involucran a terceros países".

"Esto no se cumple. Se está privilegiando la posición de Odebrecht por sobre los compromisos internacionales. Brasil incumple esos acuerdos", puntualizó.

El juez consideró que esa información "no es" indispensable para la Argentina, pero podría serlo "si se generan avances en la investigación local, para la defensa de los imputados brasileños", y aclaró que la falta de información obliga a diseñar un nuevo modelo de investigación.

"Teníamos la expectativa de que en una fecha determinada íbamos a obtener información de las autoridades de Brasil. Pero, pasada esa fecha, sabemos que la información no llegó y no sabemos si llegará. Esto nos genera la necesidad de diseñar otro modelo de investigación, que nos pondrá en una ruta tal vez más compleja, que podría llevar más tiempo, pero también conducir a resultados en las mismas condiciones que si Brasil nos enviara la información", afirmó.

Consideró que "Brasil busca generar un compromiso en terceros países para evitar que se avance en investigaciones penales, civiles y administrativas contra la gente de Odebrecht, lo que pone en una situación desventajosa a los empresarios locales, con respecto a los imputados brasileños".

También opinó que en esos términos es muy difícil "darle garantías de impunidad" a la empresa en Argentina.

"Por nuestra ley, los jueces sólo podemos generar un ámbito de colaboración y esa colaboración va a ser evaluada al final del proceso, en una eventual determinación de pena que puede generar una reducción en la condena. No la impunidad absoluta. La ley del arrepentido no lo prevé", explicó Martínez de Giorgi.