Sao Paulo. El juez federal Sérgio Moro decidió este jueves ordenar el encarcelamiento del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva por un caso de corrupción.

Lula fue condenado a 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero por un caso que involucra la cesión de un apartamento en un balneario del estado de Sao Paulo a cambio de contratos públicos con una constructora.

El juez permitirá que el político izquierdista se entregue voluntariamente hasta las 17.00 hora local (2000 GMT) del viernes.

 "Al condenado y ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva le concedo, en atención al cargo que ocupó, la oportunidad de presentarse de manera voluntaria a la Policía Federal en Curitiba", aseguró Moro en un comunicado.

Después del fallo del Supremo Tribunal Federal (STF) en la madrugada del jueves, se esperaba una inminente orden de arresto contra Lula en cuaquier momento.

La decisión de Moro llegó minutos después de recibir, por parte del tribunal de apelaciones, la autorización para ordenar la detención de Lula, después de que la Corte Suprema le rechazara un "habeas corpus" para evitar la cárcel hasta que no se hayan agostado todos los recursos posibles en instancias superiores.

Después del fallo del Supremo Tribunal Federal (STF) en la madrugada del jueves, se esperaba una inminente orden de arresto contra Lula en cuaquier momento.

* Con información de Reuters, Xinhua y DW.