Buenos Aires. Un juez argentino elevó este jueves a juicio oral la causa contra el vicepresidente, Amado Boudou, por la presunta falsificación de un documento público usado para transferir un automóvil de su propiedad, informaron fuentes judiciales.

El juez Claudio Bonadío rechazó el pedido de sobreseimiento presentado por Boudou y declaró clausurada la instrucción, indicó el Centro de Información Judicial.

El titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 11 de Buenos Aires también ordenó sentar en el banquillo de los acusados a María Graciela Taboada de Piñero, titular del Registro de la Propiedad Automotor 2, de Buenos Aires, y de Agustina Seguin, ex pareja del vicepresidente y quien utilizaba el auto.

Para Bonadío, el fiscal consideró acreditado que Piñero, con la participación de Boudou y Seguín, actuó "asociadamente con la finalidad de lograr la transferencia irregular -mediante documentación falsa- del automóvil".

Como resultado de dicha maniobra, se expidieron "un título de propiedad y una cédula de identificación automotor de dicho vehículo ideológicamente falsos, por cuanto el vendedor nunca enajenó el vehículo a favor de Boudou, ni este último posee el domicilio que consignan dichos documentos públicos, y tampoco se corresponde el número de motor que posee el rodado", agregó el juez en el auto de elevación a juicio.

Boudou se encuentra además procesado por presunto cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con su cargo en una causa que investiga la presunta compra irregular de la imprenta de papel moneda exCiccone y es investigado en más de una decena de causas más.