Madrid, Andina. El proceso contra Julian Assange es arbitrario y carece de base absolutamente, sostuvo hoy el exmagistrado de la Audiencia Nacional Española Baltasar Garzón al referirse al caso del fundador de Wikileaks.

Su situación no es la mejor, porque existe una clara intencionalidad política detrás de todo el asunto que le tiene en la posición actual, denunció el letrado, quien cobró fama internacional por promover una orden de arresto contra el ex dictador chileno Augusto Pinochet.

En su condición de defensor de Assange, expresó una grave preocupación acerca de lo que pueda suceder con el fundador de Wikileaks porque, según opinó, se está derivando su situación para un uso político, indicó Prensa Latina.

Afirmó que esa arbitrariedad tiene su origen en la gran labor del experto con Wikileaks a la hora de denunciar el abuso de corrupciones.

Eso no puede ser la causa de un proceso que, a todas luces, y creo que lo podremos demostrar, es arbitrario y carece de base absolutamente, sostuvo Garzón.

Wikileaks despertó la polémica mundial al difundir desde 2010 en el ciberespacio documentos comprometedores de varios gobiernos, sobre todo cables secretos del Departamento de Estado de Estados Unidos que pusieron al descubierto la política hegemónica y belicista de Washington.

El pedido de detención de Julian Assange, por presunta violación, correspondió en tiempo y forma a las primeras reacciones sobre la difusión de los cables conocidos como "Wikileaks affaire".

Assange fue detenido el 7 de diciembre de 2010 y el 24 de febrero de 2011 el juez británico Howard Riddle autorizó su extradición a Suecia. Assange teme que una vez enviado a Estocolmo pueda ser extraditado a Estados Unidos por delitos políticos y condenado a muerte por revelar al mundo los intereses de la política exterior de Washington.

Hoy se encuentra bajo el amparo de la embajada de Ecuador en Londres y en espera de la respuesta a su solicitud de asilo.