Nueva York. Un juez federal dijo el martes que planea llamar a entre 800 y 1.000 personas como potenciales integrantes del jurado para el juicio de Joaquín "El Chapo" Guzmán, en una muestra de lo complejo que será el proceso al capo mexicano por cargos de narcotráfico y conspiración.

El juez Brian Cogan dijo en una audiencia en Brooklyn que los potenciales miembros del jurado llegarán entre fines de julio y principios de agosto para someterse a cuestionarios, en la fase preparatoria previa al juicio, cuyo comienzo está previsto para septiembre.

El inesperado tamaño de los posibles jurados refleja la previsible dificultad de elegir a las personas que decidirán el futuro de Guzmán, que logró notoriedad internacional como líder del Cartel de Sinaloa en México.

"El Chapo" está acusado de liderar una gigantesca operación de tráfico de cocaína, heroína y metanfetaminas, alimentando una guerra de una década contra el narcotráfico en México en la que han muerto más de 100.000 personas.

Su esposa, Emma Coronel Aispuro, habló por vez primera sobre el caso con periodistas en Estados Unidos tras la audiencia del martes, asegurando que no obtuvo permiso para visitar a Guzmán y que está preocupada por su salud.

Los fiscales han dicho que los miembros del jurado temerían por su seguridad y Cogan ordenó en febrero que se mantenga en secreto sus identidades.

Guzmán, de 61 años, se encuentra recluido en confinamiento solitario desde que fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017. Fue arrestado por las autoridades mexicanas un año antes.

Su esposa, Emma Coronel Aispuro, habló por vez primera sobre el caso con periodistas en Estados Unidos tras la audiencia del martes, asegurando que no obtuvo permiso para visitar a Guzmán y que está preocupada por su salud.

Los abogados de Guzmán afirmaron en documentos presentados ante la justicia que su salud física y mental se ha deteriorado durante su estancia en confinamiento solitario.