Una juez federal congeló, de momento, dos órdenes de aprehensión giradas en contra del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte por un total de cinco delitos del fuero común que son catalogados como no graves.

Este martes, la juzgadora Sandra Leticia Robledo Magaña, titular del Juzgado Primero de Distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México, admitió a trámite la demanda de amparo 614/2017 presentada por el equipo legal de Duarte de Ochos, la tarde de este lunes, tras su extradición a nuestro país.

Los abogados del exgobernador buscan el amparo en contra de las órdenes de aprehensión libradas por el Juez de Control del Juzgado de Proceso y Procedimiento Penal Oral del Distrito XI Judicial de Xalapa, en las causas penales 38/2017 y 56/2017.

En dichas causas se investiga a Javier Duarte por los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal, peculado, tráfico de influencia y coalición lo cuales no son considerados como graves y por tanto no merecen prisión preventiva de oficio.

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México procedente de Guatemala a las 12:22 de la tarde abordo de un avión Cesna 560. Tras ser sometido a un examen médico, fue trasladado al Reclusorio Preventivo Norte donde llegó a la audiencia inicial a las 14:08 de la tarde del lunes.

El exmandatario apareció en el Aeropuerto de la Ciudad de México rasurado, custodiado por elementos de seguridad y sin sonreír, una imagen que contrasta con sus apariciones en Guatemala, donde se le veía sonriente y con barba.

Duarte, de 43 años, fue trasladado en la madrugada por agentes de prisiones de Guatemala bajo fuertes medidas de seguridad, esposado y con chaleco antibalas a instalaciones de la Fuerza Aérea Guatemalteca desde el penal militar donde se encontraba tras su detención a mediados de abril.