Lima. Las autoridades comiciales de Perú comenzaron este miércoles a revisar la validez de un millón y medio de sufragios en la alcaldía de Lima, la mayor plaza electoral del país, que una izquierdista estaría cerca de ganar por primera vez en casi 30 años tras una votación cerrada.

Susana Villarán, de 61 años, lidera la contienda municipal con el 38,5% de los votos válidos, según la oficina electoral ONPE, que terminó la noche del martes el conteo de la totalidad de las actas no observadas por el organismo.

Muy cerca le sigue Lourdes Flores, de 50 años y considerada amiga del libre mercado en uno de los países de mayor expansión del mundo, con 37,6% de votos válidos.

La diferencia de votos entre ambas es de 31.164 votos.

El resultado final está en manos ahora de los jurados electorales especiales de Lima, que revisaban la validez de las actas observadas, que representan 26,19% del total de votos emitidos en las elecciones del domingo.

"El proceso de la revisión de actas ya comenzó. Es difícil saber cuándo concluirá", dijo a Reuters un funcionario del Jurado Electoral Especial de Lima (JEE).

Al mercado le preocupa que el triunfo de Villarán en Lima lleve al resurgimiento de un candidato presidencial de izquierda que ponga en jaque los miles de millones de dólares en inversión foránea que han sido destinados al país, un importante productor de materias primas.

Junto a los comicios municipales, Perú también eligió a sus autoridades regionales en el interior del país, donde el triunfo mayoritario habría sido de candidatos independientes, un resultado que pesará en las elecciones presidenciales del 2011.

Renace la izquierda. Si bien analistas han dicho que el conteo final en Lima difícilmente cambiaría la tendencia que ya se ha registrado a favor de Villarán, ambas candidatas afirman que esperaran el resultado oficial.

La asociación local Transparencia, observadora independiente de procesos electorales, estimó que la verificación de las actas demoraría unas dos semanas.

En tanto, Villarán dijo el miércoles que los peruanos no deben temer al triunfo de una política de izquierda, tendencia que no logra una importante victoria en Perú desde inicios de 1980.

"Nadie tiene que asustarse de un gobierno de Susana Villarán, soy demócrata y de una izquierda moderna, de un partido descentralista", afirmó Villarán a la radio local RPP.

"Sé que es una votación reñida y por eso digo que nuestro gobierno será de una Lima para todos", agregó.

Villarán dijo anteriormente que guarda distancia con el "militarismo autoritario" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el líder de la izquierda Latinoamericana; y con el militar retirado y nacionalista Ollanta Humala, quien en el 2006 perdió las elecciones presidenciales en Perú.

El presidente peruano, Alan García, pidió el martes "paciencia" a los candidatos para esperar los resultados y respaldó a las autoridades electorales ante las críticas por la aparente demora en entregar los cómputos finales.