Buenos Aires. La Justicia argentina procesó este lunes al alcalde de la localidad de Paraná (este), Sergio Varisco, por sus supuestos vínculos con una organización de narcotráfico que aprovechaba sus contactos políticos y policiales para vender estupefacientes en esa zona, confirmaron fuentes oficiales.

El juez federal de la que es la capital de la provincia de Entre Ríos (este), Leandro Ríos, consideró al funcionario culpable de la financiación del comercio de drogas en la región y le fijó una fianza de un millón de pesos (US$34.722 al cambio actual).

Como parte de la investigación, el juez ordenó revisar el edificio de la alcaldía de Paraná y la vivienda del alcalde.

Tras hacerse pública la sentencia, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, advirtió en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter que "quien se ponga del lado equivocado tendrá su castigo".

Varisco es un dirigente de la coalición de centroderecha Cambiemos, que a nivel nacional lidera el presidente Mauricio Macri. "No he cometido ningún delito", aseguró Varisco días atrás al conocer la investigación en su contra.

"Para nuestro gobierno no existen amigos ni privilegios que nos frenen en nuestro camino hacia una Argentina Sin Narcotráfico", agregó.

Varisco es un dirigente de la coalición de centroderecha Cambiemos, que a nivel nacional lidera el presidente Mauricio Macri. "No he cometido ningún delito", aseguró Varisco días atrás al conocer la investigación en su contra.

Asimismo, el magistrado decidió mantener en prisión preventiva a la subsecretaria de Seguridad de Paraná, Griselda Bordeira, y al concejal de Cambiemos, Pablo Hernández, quienes están detenidos desde principios de junio, también por sus supuestos vínculos con esa organización criminal.

Según informó la agencia estatal Télam, esta causa comenzó hace un año, después de que apareciera una avioneta con 317 kilos de marihuana en una localidad cercana a Paraná, un hecho por el que se encarceló a varias personas, entre ellas, al supuesto líder de la banda.