Brasilia. La Justicia Federal de Brasil ordenó este jueves en Río de Janeiro suspender la designación de Moreira Franco, quien está señalado de sobornos, como ministro de la Secretaría General de la Presidencia del gobierno de Michel Temer.

     La juez en Río de Janeiro, Regina Coeli Formisano, señaló en la nueva decisión que el nombramiento de Franco, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), infringe los principios de la moral administrativa y la legalidad.

     Moreira Franco fue señalado en delación premiada por parte de directivos de la constructora brasileña Odebrecht como beneficiario de sobornos.

     Un juez de Brasilia (capital) ya había tomado la víspera la misma decisión, la cual fue revocada la mañana de este jueves por un tribunal superior, tras el recurso presentado por la Abogacía General de la Unión (AGU).

     El documento también hace hincapié en que Moreira Franco es investigado en la operación Lava Jato (lavadero).

La decisión final sobre el nombramiento será dada por el STF, que ya recibió dos recursos que cuestionan el nombramiento, tanto del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), como de Red Sustentabilidad.

     En sus argumentos, la magistrada se disculpó por la resolución con el presidente Temer, al hacer referencia al pasado del mandatario como profesor de derecho.

     "Pido humildemente perdón al presidente Temer por la insurgencia (...) por pura lealtad a sus lecciones de derecho constitucional", expuso Formisano.

     Agregó que "perdóneme por ser fiel a sus enseñanzas, aún grabadas en mi memoria (y) en los libros que publicó y con los cuales estudié. No sólo aprendí de ellos, sino que también creí en ellos y esta es la verdadera forma de aprender", dijo la juez.

     De acuerdo a Formisano, la situación de Franco se asemeja al episodio el año pasado de la designación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) como ministro jefe de la Casa Civil por la entonces mandataria Dilma Rousseff (2011-2016).

     En esa ocasión, el entonces magistrado Gilmar Mendes, del Supremo Tribunal Federal (STF), suspendió el nombramiento de Lula da Silva por considerar que la medida había sido tomada para otorgarle fuero privilegiado y evitar ser juzgado en primera instancia por la operación Lava Jato (lavadero).

     Según la juez Formisano, la actitud de Temer fue similar a la de Rousseff cuando nombró a Lula da Silva.

     "No se figura coherente que sus promesas al asumir el más alto puesto de la República sean traicionadas, exactamente por quien las lanzó en el rol de esperanza de los brasileños, que hoy se encuentran indignados y perplejos", dijo.  

     Agregó que la indignación es por "ver a su presidente adoptar la misma postura de la ex presidenta destituida, que pretendía también blindar al ax presidente Luiz Inácio Lula da Silva".

     Moreira Franco fue señalado por directivos de la constructora brasileña Odebrecht como articulador de negocios de la empresa en el sector de aeropuertos.

     La decisión final sobre el nombramiento será dada por el STF, que ya recibió dos recursos que cuestionan el nombramiento, tanto del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), como de Red Sustentabilidad.