Brasilia. El juez Antonio Dias Toffoli, del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, rechazó este jueves el pedido de la defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, para retirar de la justicia federal de Paraná un proceso contra el ex mandatario, sobre la reforma de una propiedad rural en Atibaia, al interior de Sao Paulo.

La defensa hizo el pedido con base en la decisión de la semana pasada de la Segunda Sala del STF, que determinó retirar del juez Sérgio Moro, de Paraná, fragmentos de la delación de ex directivos de la constructora Odebrecht sobre Lula da Silva.

La mayoría de los magistrados consideró que las informaciones dadas por los delatores de Odebrecht respecto del sitio de Atibaia y del Instituto Lula no tienen relación con Petrobras y, por lo tanto, con la operación "Lava Jato", conducida por Moro.

De acuerdo con los delatores, entre ellos Marcelo y Emilio Odebrecht, la constructora habría costeado gastos personales de Lula como reformas en un sitio en la localidad de Atibaia, así como la compra de un terreno para la instalación del Instituto Lula en Sao Paulo.

Después de la decisión de la Segunda Sala del STF, los abogados pidieron a Moro enviar el proceso contra Lula da Silva a Sao Paulo, pero el juez la rechazó.

Los pagos habrían sido realizados presuntamente a cambio de charlas realizadas por el ex presidente en eventos organizados por la contratista en el exterior.

Al negar la solicitud de la defensa, Toffoli dijo que el pedido sobrepasa lo que fue decidido por la Segunda Clase del Supremo y, por lo tanto, no tiene "plausibilidad jurídica".

Toffoli dijo además que la decisión de remitir los testimonios de Odebrecht para la Justicia de Sao Paulo fue aislada y que no retiró la competencia de Sergio Moro para el caso.

El ministro también escribió en la decisión que el Ministerio Público aún puede intentar argumentar que las delaciones de Odebrecht sobre el sitio en Atibaia tienen conexión con los desvíos en la petrolera estatal Petrobras.

Después de la decisión de la Segunda Sala del STF, los abogados pidieron a Moro enviar el proceso contra Lula da Silva a Sao Paulo, pero el juez la rechazó.

La defensa del ex presidente entró el pasado 1 de mayo en el Supremo para que el Tribunal obligara al envío a Sao Paulo del proceso sobre el sitio de Atibaia.

Los abogados de Lula da Silva alegaron que la decisión de Moro de mantener la causa bajo su jurisdicción fue una "clara afrenta" al entendimiento de la Segunda Sala.

El juez Toffoli, sin embargo, no reconoció en el acto de Moro una eventual afrenta al STF.