En prisión preventiva quedaron este miércoles los nueve bolivianos –dos militares y 7 funcionarios de aduanas- que fueron detenidos el domingo en territorio nacional, en la comuna de Colchane, Región de Tarapacá, después de que presuntamente asaltaran a un camionero chileno.

Formalizados en el Juzgado de Garantía de Pozo Almonte bajo los cargos por los delitos de robo con intimidación en grado de frustrado, porte y tenencia de armas prohibidas, ingreso ilegal y contrabando, la jueza Isabel Peña dio por acreditados todos los ilícitos descritos por la Fiscalía y decretó las prisiones preventivas de los nueve hombres por considerarlos un peligro para la seguridad de la sociedad.

En la audiencia, el fiscal Torres expuso que las detenciones se produjeron después de que Carabineros de Colchane fue alertado por el violento asalto al camionero Sergio Arquero, quien asistió a la formalización. Los hechos ocurrieron cerca de las 15:30 horas del domingo pasado, cuando los funcionarios de la subcomisaría de Colchane recibieron el aviso de que en el sector de Tulapampa se había producido el robo con intimidación de un camión por parte de militares y particulares bolivianos.

Si bien en un primer momento los carabineros no encontraron a los imputados en el lugar, en un segundo patrullaje los sorprendieron en territorio chileno llevándose el camión e intentando huir. La policía encontró en poder de los detenidos diversos armamentos, como escopetas, pistolas, granadas de mano, cartuchos, chalecos antibalas y cascos.

El supuesto ilícito se efectuó, según la Fiscalía chilena, en dos vehículos: un Toyota Land Cruiser con placa 1149-PIG color azul y otro de color plateado con registro 3025-XDA marca Nissan. En ambos se encontraron armamento y proyectiles además de cilindros de gas.

En el control de detención del lunes pasado, la jueza Isabel Peña declaró legal la detención. Y a petición de la Fiscalía, postergó las formalizaciones hasta este miércoles por diligencias pendientes, entre estas el informe planimétrico para ratificar que se encontraban en territorio nacional.

Rechazo. El abogado de defensa de los bolivianos, Claudio Vila, rechazó los fundamentos chilenos y aseguró que "todos son funcionarios" bolivianos encargados de "evitar contrabando".

Los ciudadanos bolivianos en la audiencia que resolvió su internación en la penitenciaria de Alto Hospicio.

Además, garantizó que el Consulado ofrecerá domicilio para asumir defensa, algo que Peña rechazó en razón a que las representaciones diplomáticas no pueden asumir esa responsabilidad.

El fiscal Torres relató, con base en testimonios de camioneros chilenos, que los bolivianos dispararon gas al camión para consumar el robo.

El supuesto ilícito se efectuó, según la Fiscalía chilena, en dos vehículos: un Toyota Land Cruiser con placa 1149-PIG color azul y otro de color plateado con registro 3025-XDA marca Nissan. En ambos se encontraron armamento y proyectiles además de cilindros de gas.

 Por la supuesta internación de estos motorizados, que fueron confiscados por Carabineros en territorio chileno, los connacionales son acusados de contrabando.

Bolivia argumentó que se trató de un "secuestro" que ocurrió en territorio boliviano y que fue ejecutado por carabineros armados que actuaron en defensa de contrabandistas chilenos. Un video que circuló ayer en redes sociales muestra el incidente, donde camioneros celebran el rescate del camión, que circulaba por una ruta habitual del contrabando.

“Todos estos hechos ocurrieron en territorio chileno”, sentenció Torres, una premisa que validó con fotografías del momento de la captura de los bolivianos, una prueba que la magistrada dio por válida.

* Con información de Nacion.cl y La Razón de Bolivia.