La justicia chilena investigará el origen de una cuenta bancaria hallada en Estados Unidos a nombre de Lucía Pinochet Hiriart, hija mayor del ex dictador Augusto Pinochet (1973-1990).

El Ministerio Público anunció el hallazgo en un banco de Miami de la cuenta secreta, por una suma no precisada.

"No teníamos conocimiento. Cuando lleguen los antecedentes al tribunal, se realizarán diligencias para establecer la veracidad de los hechos", señaló el juez chileno Mario Carroza, encargado de la investigación sobre el origen dudoso de la fortuna del ex dictador.

Investigaciones periodísticas revelaron en 2004 que Pinochet disponía de numerosas cuentas secretas en el Riggs Bank de Estados Unidos y en otras instituciones bancarias en el exterior.

Hace sólo dos semanas fue abierto en Santiago el testamento original de Pinochet, requerido en la referida indagatoria judicial.

El documento establece que el 50% del cuestionado patrimonio quedó para la esposa de Pinochet, Lucía Hiriart y el resto para sus hijos y nietos.

Trascendió como propósito de la diligencia la identificación de los herederos de la sospechosa fortuna con el fin de reclamarles una indemnización en el caso de que quede comprobado el carácter fraudulento de los bienes.

De acuerdo con el Departamento de Economía de la Universidad de Chile, no se sabe de dónde han salido US$17 de los US$26 millones del citado patrimonio.

A juicio de la abogada y denunciante del caso Riggs, Carmen Hertz, difícilmente llegue a saberse "lo que Pinochet le robó al país", reseñó Prensa Latina.

Opinó que tal vez nunca pueda conocerse el origen del enriquecimiento, presuntamente logrado a partir de coimas y cohechos por la compra o venta de armamento militar, o por la apropiación de gastos reservados.