Phoenix. Una jueza estadounidense bloqueó este miércoles partes clave de la nueva ley de inmigración de Arizona, otorgándole al Gobierno un mandato judicial basado en que las cuestiones inmigratorias son responsabilidad de la administración federal.

La ley debía entrar en vigor este jueves y, pese a que contaba con un amplio apoyo popular, tenía la oposición del presidente Barack Obama además de grupos de derechos humanos e inmigración.

La jueza de distrito Susan Bolton bloqueó la parte de la ley que requería que la policía determinara el estatus de inmigración de una persona detenida o arrestada si un oficial cree que ese individuo no está en el país de forma legal.

La jueza también retuvo las previsiones que exigían a los inmigrantes portar sus documentos en todo momento, y la que consideraba delito que los trabajadores sin papeles de inmigración buscaran empleo en lugares públicos.

La legislatura de Arizona, de mayoría republicana, aprobó en abril la ley que intenta sacar del estado a casi medio millón de inmigrantes ilegales, así como detener el tráfico de drogas y humano a lo largo de la frontera.

La ley requería que la policía local investigara el estatus inmigratorio de cualquier persona que sospecharan era un inmigrante indocumentado, siempre y cuando fuera detenido en un control de tránsito o por otra infracción.

Expertos legales esperan que el asunto llegue hasta la Corte Suprema.

"La corte también considera que es probable que Estados Unidos sufra daños irreparables si la corte no impone preliminarmente el cumplimiento de estas secciones (de la ley) y el balance de equidad inclinado en favor de Estados Unidos considerando el interés público", escribió Bolton en la decisión de 36 páginas.

La ley de Arizona es la medida anti-inmigración más estricta en cualquier estado del país.

Arizona anuncia apelación y México celebra dictamen. En tanto, la gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, dijo el miércoles que el estado apelará rápidamente la decisión judicial.

"Revisaremos de cerca cada elemento que la jueza (Susan) Bolton removió de la ley, y pronto presentaremos una apelación expedita ante la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el noveno circuito", dijo Brewer en un comunicado.

En tanto, el gobierno de México dijo este miércoles que el bloqueo parcial de la justicia en Estados Unidos a una polémica ley de inmigración en Arizona va en la dirección correcta para proteger los derechos de los inmigrantes mexicanos.

"Es un primer paso en la dirección correcta", dijo la canciller mexicana, Patricia Espinosa.