Caracas. La justicia de Venezuela revocó el arresto domiciliario a los dirigentes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, acusándolos de violar los términos de su reclusión al realizar proselitismo político, por lo que fueron enviados de regreso a una cárcel militar en las afueras de Caracas.

López y Ledezma fueron sacados la madrugada del martes de sus casas, denunciaron sus familiares, quienes responsabilizaron al Gobierno por su integridad física.

La oposición asegura que en Venezuela se vive una "dictadura" y que más de 400 "presos políticos" se encuentran tras las rejas.

El presidente Nicolás Maduro había advertido sobre detenciones de líderes opositores una vez que fuera elegida el domingo una polémica asamblea constituyente, que reescribirá la Constitución y tendrá preeminencia sobre el resto de las instituciones del Estado.

En un video difundido por su esposa Lilian Tintori, se ve a agentes del servicio de inteligencia introducir a López en una patrulla con vidrios polarizados y llevárselo. "Maduro es responsable si algo le pasa", escribió Tintori.

Más tarde, su abogado, Juan Carlos Gutiérrez, dijo que el político de 46 años no incumplió las condiciones de su reclusión que, según él, sólo le impedían declarar sobre su juicio.

Días atrás, López publicó un video donde criticó la constituyente propuesta por Maduro y pidió a sus partidarios seguir protestando, como lo han hecho desde principios de abril, en manifestaciones que han dejado más de 120 fallecidos.

Además, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) acusó a ambos políticos de planear su fuga, según reportes de inteligencia.

El arresto de los políticos generó una nueva ola de condenas externas tras el rechazo de buena parte de la comunidad internacional a la votación de los nuevos asambleístas, en la que no participó la oposición.

El Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Zeid bin Ra'ad al-Hussein, pidió su liberación y el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, lo consideró una detención "arbitraria". Los Gobierno de Brasil, Chile y Paraguay también se unieron a las condenas.

"He enviado dos cartas al Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y al Presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, solicitando la posibilidad de congelar los activos e imponer una prohibición de viajar a la Unión Europea a los miembros del Gobierno de Venezuela, entre ellos su Presidente", dijo Tajani en un comunicado.

La medida tomó por sorpresa a los opositores, quienes aseguraron que su detención los llena de fuerzas.

"Se llevan a Leopoldo López y a Antonio Ledezma para meternos miedo y desmoralizarnos, cuando los que están así son ellos", dijo el vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara. "La dictadura tiene su tiempo contado. No detendrán la rebelión".

La oposición asegura que en Venezuela se vive una "dictadura" y que más de 400 "presos políticos" se encuentran tras las rejas.