Madrid. Un juez de la Audiencia Nacional pidió este miércoles al gobierno español que tramite la extradición del presunto etarra Arturo Cubillas, residente en Venezuela, por delitos relacionados con terrorismo.

El magistrado Eloy Velasco reclama la extradición de Cubillas, quien adquirió la nacionalidad venezolana, por un supuesto delito de conspiración para cometer homicidios terroristas y otro de tenencia de explosivos en colaboración con banda armada terrorista.

Ambos delitos suman una posible condena de hasta 30 años de cárcel, según un auto conocido el miércoles.

Velasco sugiere al ejecutivo en el auto que primero trate de que Venezuela revoque la ciudadanía venezolana de Cubillas.

Varios miembros del gobierno español afirmaron que solicitarían la extradición del presunto etarra, que ha ostentado cargos públicos durante la presidencia del venezolano Hugo Chávez, tan pronto como lo pidiera el juez.

La Audiencia Nacional le atribuye ser responsable del colectivo de ETA en esa zona de América y coordinador de las relaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde 1999.

ETA y las FARC están en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea y ambas han mantenido "relaciones coordinadas" a lo largo de su historia para "algunos de sus ilícitos objetivos", según la Audiencia Nacional.

Venezuela ha dicho que investigará las actividades de Cubillas y las recientes acusaciones incluidas en autos judiciales de supuesto adiestramiento de etarras en su territorio.

Chávez ha negado siempre cualquier colaboración con ETA y ha atribuido estas acusaciones "a la extrema derecha europea, y sobre todo la española".

Cubillas, que tiene abierta otra causa en la Audiencia Nacional por un delito de asesinato que se remonta a 1985, fue deportado por las autoridades francesas a Argelia en 1987 y dos años más tarde fue expulsado a Venezuela, donde adquirió la nacionalidad al casarse con una venezolana.