Lima. La Justicia peruana ordenó el congelamiento de cuatro cuentas bancarias del prófugo ex presidente Alejandro Toledo. El objetivo, según el juez Santos Benites Burgos, es evitar que las pueda poner fuera del alcance de las autoridades. Se trata de cuatro cuentas bancarias de Toledo que ascienden en total a unos US$47.000.

Según la denuncia fiscal, el exgobernante ofreció al exrepresentante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, ganar la licitación de la carretera Interoceánica a cambio de un aporte ilegal de US$35 millones, de los cuales le fueron abonados de manera escalonada alrededor de US$20 millones, a través de cuentas de empresas de su amigo Josep Maiman.

Las fondos congelados de Toledo corresponden a las cuentas en el banco Scotiabank por US$809, en el Banco de Crédito del Perú por US$120, otra en la misma entidad por 147.653,67 soles (US$45.431), y una cuenta por 2.399,87 soles (US$738) en el Banco de la Nación.

Contra Toledo, de 71 años y quien gobernó de 2001 a 2006, se dictó hace un año una orden de prisión preventiva por 18 meses por el caso Odebrecht, pero la ha eludido desde Estados Unidos por su condición de residente en ese país. 

Toledo tiene una orden de detención preventiva desde hace un año, pero el trámite se ha entrampado en Perú antes de llegar a las autoridades judiciales de Estados Unidos, donde el exmandatario reside desde que dejó el gobierno en 2006.

El abogado de Toledo, Roberto Su, afirmó que hay una persecusión política contra el exmandatario y que el monto congelado corresponde a su fondo de pensiones que es inembargable.

El miércoles pasado, Barata reiteró en declaraciones a fiscales peruanos que Odebrecht hizo aportes a las campañas electorales de Alejandro Toledo, Alan García, Keiko Fujimori, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski en los comicios de 2006 y 2011, según informaron los medios locales.