Lima. La justicia peruana inició la revisión del indulto humanitario concedido al ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), en concordancia a una resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El recurso fue planteado por las familias de las víctimas de los casos Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), en los cuales murieron 25 personas, entre ellos un niño, a manos del grupo paramilitar Colina.

Por esos crímenes, Fujimori fue sentenciado en el 2007 por el delito de autoría mediata en crímenes de lesa humanidad a 25 años de prisión, que venía cumpliendo hasta el 24 de diciembre de 2017 en que recibió el indulto y el derecho de gracia por el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Según el Poder Judicial, el Juzgado Supremo de Instrucción, admitió a trámite el control de convencionalidad recomendado por la CIDH, dicho mecanismo verifica que una ley, reglamento o acto de una autoridad del Estado, se adecúa a lo establecido en la Convención Americana de los Derechos Humanos.

De acuerdo a las normas legales, Fujimori deberá exponer o absolver lo conveniente en un plazo de 5 días; sin embargo, este domingo en la noche, el ex presidente fue internado en una clínica de la capital peruana por una arritmia cardiaca.

Paralelamente, el Juzgado Supremo envío un pedido al Ministerio de Justicia (MINJUS) un informe sobre el trámite realizado para que se otorgara el indulto humanitario, incluyendo copias del expediente administrativo correspondiente.