Tras la detención del fundador de Wikileaks, Julian Assange, hace pocas horas en Inglaterra a pedido de la justicia sueca por delitos sexuales, las autoridades nordicas anunciaron que se podría reabrir la investigación de las denuncias de violación.

Según información publicada por The New York Times, la fiscalía sueca confirmó que se había emitido una orden de arresto contra el Assange sobre las denuncias de violación y abuso sexual, pero abandonó los cargos después de decir que carecía de fundamento.

Sin embargo, Marianne Ny, directora del ministerio público, señaló en un comunicado que "teniendo en cuenta la información disponible en la actualidad, mi juicio es que la tipificación del delito es una violación.", consigna The New York Times

Assange, un australiano de 39 años de edad, fue investigado inicialmente el 20 de agosto de este año por cargos de violación y abuso sexual después de las quejas por separado de dos mujeres que habían tenido relaciones sexuales por separado con él.

El fundador de Wikileaks, ha dicho que los cargos tienen una motivación política.