Lima, Andina. La candidata presidencial de Fuerza 2011, Keiko Fujimori, descartó que imponga un gobierno autoritario, en caso de llegar a la presidencia de la República, y dijo que por el contrario, trabajará por lograr consensos y respetará las leyes y la Constitución.

Señaló que el autogolpe de Estado del 5 de abril del 1992, que perpetró su padre el ex presidente Alberto Fujimori, no se volverá a repetir e indicó que se dedicará a restituir el orden y la seguridad, sin sobrepasar las normas.

“Han pasado 19 años del 5 de abril, yo considero que fue una medida irrepetible y recordemos la situación tan excepcional que se vivía en la época del terrorismo y la hiperinflación. Sin embargo, el país vive otra coyuntura y yo les doy mi palabra que nunca más va a ocurrir un 5 de abril”, expresó.

Según dijo, si es electa sabrá trabajar con un Congreso fragmentado, ya que como Congresista logro consensos a pesar de las diferencias.

Además, se expresó convencida de la madurez política que demostrarán los partidos en el nuevo Parlamento para, al margen de las diferencias, aprobar las leyes que garanticen la continuidad del desarrollo nacional.

A tres días de los comicios generales, dijo que se siente optimista de pasar a la segunda vuelta, y reiteró que será una persona respetuosa de las formas, de las normas y de los reglamentos.

“Eso lo he demostrado en los años cuando fui primera dama, he defendido y firmado el referéndum, exigí la salida de Montesinos. Me he quedado y he dado la cara”, expresó.

Fujimori informó que este jueves cerrará su campaña electoral con un mitin en San Juan de Lurigancho desde las 18:00 horas.