Lima. Keiko Fujimori descartó que el objetivo de su lanzamiento como candidata presidencial para las elecciones de 2011 sea sacar de la cárcel a su padre, Alberto Fujimori.

Argumentó que confía que el caso del ex presidente peruano sea resuelto por el Tribunal Constitucional, pues se presentó una apelación a la sentencia de 25 años de prisión efectiva que pesa sobre él por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, señaló El Comercio.

“Además tenemos otras instancias internacionales para seguir peleando por la libertad de mi padre. Así sea presidenta, prefiero esperar la decisión del Tribunal Constitucional, no importa cuántos años tarde”, puntualizó.

Keiko Fujimori dijo que está preparada para responder si recibe ataques en su camino a los comicios presidenciales de 2011.