Lima. La líder de la oposición en Perú, Keiko Fujimori, dijo este miércoles en una misiva enviada a través de la red social Twitter que "sin pruebas en mi contra" la privan de su libertad y se declaró como una perseguida política tras su detención.

Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, fue detenida más temprano este miércoles por un caso de presunto lavado de activos y aportes ilegales a su partido de la brasileña Odebrecht, en otro golpe contra el clan familiar luego de que un juez anulara la semana pasada un indulto a su padre.

"Esto se llama persecución política", dijo Fujimori, quien lidera el partido que tiene mayoría en el Congreso unicameral.

"Hoy me han detenido sin fundamentos jurídicos en el momento en que voluntariamente me presentaba ante la fiscalía. La persecución se ha disfrazado de justicia", agregó la carta escrita de puño y letra y publicada en Twitter.

La detención fue ordenada por el juez Richard Concepción Carhuancho, a pedido de un fiscal que investiga a Fujimori por presunto enriquecimiento ilícito y por encabezar una organización criminal, según un documento visto por Reuters.