Lima. La conservadora Keiko Fujimori lidera la intención de voto para la segunda vuelta presidencial de Perú frente al nacionalista Ollanta Humala con escasa diferencia, lo que anuncia un resultado impredecible de cara a la votación del 5 de junio, mostró el domingo dos encuestas.

De acuerdo a un sondeo de Ipsos Apoyo, Fujimori tiene un 43% de la intención de voto y Humala un 39%; mientras que los indecisos suman 18%, lo que presagia que estos últimos podrían inclinar la balanza el día del comicio para suceder al presidente Alan García.

La firma Ipsos Apoyo también realizó un simulacro de votación con boleta de sufragio y en el ejercicio Fujimori obtuvo un 51,4% de los votos válidos, mientras que Humala logró el 48,6%, según resultados divulgados por el canal América Televisión.

"Hay una tendencia a favor de Keiko Fujimori con respecto a los sondeos previos (...) tenemos 2,8 puntos porcentuales de diferencia de los votos válidos", dijo el director de la encuestadora, Alfredo Torres.

"Hay una tendencia a favor de Keiko Fujimori con respecto a los sondeos previos (...) tenemos 2,8 puntos porcentuales de diferencia de los votos válidos". Alfredo Torres, director de Ipsos Apoyo.

El sondeo de Ipsos Apoyo tiene un margen de error de 2,2 puntos porcentuales y fue realizado entre el 14 y 20 de mayo, dijo la firma.

En otra encuesta realizada por la firma Datum y difundida por el canal de televisión Frecuencia Latina, Fujimori también encabeza las preferencias en un simulacro de votación con un 52,4% de los votos validos, mientras que Humala tiene un 47,6%.

La diferencia entre ambos contendores es de 4,8 puntos porcentuales, mayor que los 4,2 puntos de diferencia en el registro anterior de Datum.

El último sondeo de Datum fue realizado entre el 16 y 18 de mayo a más de 5.000 personas. El trabajo tiene un margen de error de 1,4 puntos porcentuales.

Los candidatos presidenciales luchan por seducir a los electores que no los apoyaron en la primera vuelta del 10 de abril, con promesas de ayudar a la población más pobre y que no goza de la actual bonanza económica, combatir la corrupción y respetar la democracia.

Lima, plaza clave. Una plaza clave en esa lucha es la capital, Lima, que concentra una tercera parte del electorado y fue ganada por el economista partidario del libre mercado Pedro Pablo Kuczynski en la primera ronda.

Hasta el momento, Fujimori se ha posicionado mejor en la capital de Perú y norte del país, mientras que Humala lo ha hecho en el sur y centro de la nación andina, según indicó Ipsos Apoyo.

En la recta final de la carrera electoral, ambos candidatos presidenciales tienen puntos débiles que reforzar.

En esa línea, la estrategia de Humala -que incluye la moderación de su plan de gobierno-, pareciera no estarle dando resultados, mientras que otra problema es la cercanía que algunos ven con el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Por su parte la candidata Fujimori no logra sacudirse el pasivo de su padre, el ex presidente Alberto Fujimori, preso por abusos a los derechos humanos y corrupción.

La legisladora de 35 años pidió perdón por los delitos cometidos durante la década de poder de su progenitor y ha asegurado que no lo indultará de ser elegida presidenta.