La candidata presidencial Keiko Fujimori pidió perdón este domingo por los delitos cometidos durante el gobierno de su padre, Alberto Fujimori, entre 1990 y 2000.

Aunque resaltó aspectos que consideró positivos del mandato de su progenitor, aceptó que hubo “grandes errores” y que “se han cometido delitos”.

Keiko Fujimori sostuvo que sus asesores le recomendaron no referirse al tema; sin embargo continuó: “Tengo que reconocer y también pedir perdón a la población por estos errores y comprometerme a que nunca más estos errores ni delitos se van a volver a cometer”.

Respecto a la forma en que Alberto Fujimori gobernó el Perú, la candidata sostuvo que “no fue una dictadura, porque él fue elegido por el pueblo; pero fue autoritario”.

En cuanto a los derechos humanos, sostuvo en un programa de televisión peruana que de llegar a la presidencia, los respetará, sancionará los delitos que se cometan en ese aspecto y no liberará a los militares condenados por atentar contra ellos.

Consultada por los asesinatos de estudiantes de la Universidad La Cantuta y por las víctimas de Barrios Altos, Keiko Fujimori dijo que esos fueron delitos que cometieron miembros de las Fuerzas Armadas.

Fujimori, sin embargo, volvió a criticar al gobierno de su padre, porque consideró que “debió ser más severo y debió castigarse inmediatamente. Y por esas razones, sí, también pido las disculpas”.

* Con información de El Comercio de Lima.