Keiko Fujimori, líder del partido Fuerza Popular e hija mayor del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), afirmó que hoy "es un gran día" para su familia, después de que se informara de que su padre fue indultado por el jefe de Estado Pedro Pablo Kuczynski.

"Hoy es un gran día para mi familia y para el fujimorismo. Finalmente mi padre está libre", aseguró Keiko en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter. 

La hija de Fujimori agregó que "esta será una Navidad de esperanza y alegría". Keiko Fujimori llegó, posteriormente, junto a sus familiares a la clínica de Lima donde permanece internado su padre desde el viernes, tras sufrir una caída en la glucosa y la presión arterial, según aseguró su médico personal.

"Es una noche de gran alegría para nuestra familia, para el fujmorismo, han sido mas de diez años de espera en los que mi padre estuvo privado de su libertad, finalmente se hace justicia", declaró Keiko a los periodistas antes de ingresar a la clínica.

¿Mensaje de reconciliación? La líder de Fuerza Popular agradeció la decisión del presidente de la República y agregó que ahora esperan "que este paso que se ha dado se haga sin odios y se genere la reconciliación de todos los peruanos".

El indulto a Alberto Fujimori, de 79 años, se dio por razones humanitarias, al padecer una "enfermedad progresiva, degenerativa e incurable", con riesgo de agudizarse por las condiciones carcelarias, según un comunicado de la Presidencia de Perú.

Kuczynski firmó el indulto a Fujimori solo tres días después de que se salvara de ser destituido del Congreso gracias a los votos de Kenji Fujimori y otros nueve congresistas fujimoristas, que votaron de manera distinta al resto del su grupo parlamentario, cuyo partido dirige Keiko Fujimori, hija mayor del exmandatario.