Moscú. Un asesor del Kremlin dijo este lunes que el presidente estadounidense, Donald Trump, sugirió la Casa Blanca como sede para una cumbre con su par ruso Vladimir Putin, cuando discutieron la posibilidad de reunirse durante una llamada telefónica el mes pasado.

Desde que conversaron, el 20 de marzo, los preparativos para una posible cumbre no han avanzado debido a una disputa diplomática, dijo el asesor, Yuri Ushakov.

"Cuando nuestros presidentes hablaron por teléfono, Trump propuso tener la primera reunión en Washington, en la Casa Blanca", dijo Ushakov a periodistas en una conferencia de prensa.

"Trump llamó a Putin el mes pasado para felicitarlo por su victoria electoral y dijo a periodistas que creía que él y Putin se reunirían 'en un futuro no muy lejano'".

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, no confirmó que haya habido una invitación a Putin, pero dijo que los dos habían discutido una serie de lugares para una posible reunión, incluida la Casa Blanca.

Una bienvenida a Putin en la Casa Blanca, en lugar de en un lugar neutral, podría enojar a los opositores a Trump, que acusan a Rusia de actos hostiles contra países occidentales, incluido Estados Unidos.