Lima. El presidente Pedro Pablo Kuczynski recibirá a los miembros de la comisión Lava Jato de buena voluntad y con el objetivo de aminorar el “ruido político”, aseguró este jueves la jefa del Gabinete de Ministros, Mercedes Aráoz, quien recordó que el primer mandatario no tiene obligación de presentarse ante una comisión investigadora.

“Volvemos a insistir en que no hay una obligación, lo hace de buena voluntad, pero el mandato de la Constitución queda claro, hay dos artículos según los cuales al Presidente no se le puede acusar y tampoco pasa por procesos de investigaciones de comisiones. Sin embargo, él asiste para aminorar el ruido político”, manifestó.

El presidente Kuczynski aceptó recibir a la comisión del Congreso que investiga el caso Lava Jato el próximo 16 de marzo ante la cual deberá responder por los negocios que su empresa Westfield Capital realizó con la constructora brasileña Odebrecht y por la licitación de la carretera Interoceánica, entre otros temas.

En ese marco, Aráoz consideró necesario tener en cuenta ante todo el mandato de la Constitución respecto a la inmunidad del jefe del Estado.

El presidente Kuczynski conversa con la canciller Cayetana Aljovín, tras las declaraciones de Jorge Barata, quien dijo que entregó dinero a la actual embajadora del Perú en el Reino Unido.

“Siempre hay que respetar la figura del Presidente porque representa al Estado. Por eso, si bien se reunirá con la comisión, él no tiene conminación de hacerlo, lo hace por buena voluntad”, reiteró.

Asimismo, informó que el presidente Pedro Pablo Kuczynski está conversando con la canciller Cayetana Aljovín, tras las declaraciones de Jorge Barata, quien dijo que entregó dinero a la actual embajadora del Perú en el Reino Unido, Susana de la Puente, para la campaña electoral del actual jefe del Estado en los comicios del 2011, hecho que ha sido negado por la aludida.

“Tomamos eso como una información, entiendo que la canciller está conversando con el Presidente y él tomará las decisiones respectivas”, precisó.

En declaraciones a la prensa tras inaugurar el VII GORE Ejecutivo, Aráoz también destacó que, a pesar de la actual coyuntura política, la economía no se ha afectado y los inversionistas continúan confiando en el Perú.

Según dijo, cualquier posibilidad de daño al desarrollo económico debido al contexto político puede ser contrarrestado trabajando en coordinación para legislar en bien de la población.

“Si nos vamos a distraer, los inversionistas van a dudar (…) Existe el compromiso del gobierno de legislar por el bien de la población”, comentó.