Lima. El presidente de la Asamblea de Gobierno Regionales (ANGR), Javier Atkins, planteó este jueves que se prohíba la realización de marchas en campaña electoral para que este tipo de acciones sean empleadas por algunos candidatos para generar conflictos con propósitos electorales.

Al comentar sobre la propuesta del alto comisionado de la Oficina de Diálogo y Sostenibilidad, Vladimiro Huaroc, quien planteó firmar un pacto político-electoral entre líderes regionales y posibles candidatos, para evitar la conflictividad social en las elecciones de noviembre de 2014.

“Hay temas que generan polémica en determinadas zonas, como la minería. Hacer una marcha en contra o a favor de la minería durante una campaña electoral, distrae lo que debe ser la discusión de los propuestas y del debate de las ideas”, indicó.

Señaló que las movilizaciones no pueden evitarse solo con un compromiso entre la clase política y que más bien el tema debe ser normado.

“Las movilizaciones no creo que puedan evitarse con un pacto entre los líderes regionales, creo que se requiere de una norma para que en determinados momentos de las elecciones, se prohíban las movilizaciones. Hay que darle un carácter legal”, aseveró en diálogo con la Agencia Andina.

Dijo que, si bien este pacto constituye una propuesta “interesante”, durante una contienda electoral muchas veces “los pactos queda en el papel”, por lo que consideró que mediante este tipo de compromisos no es seguro que se pueda evitar la conflictividad social.

El titular de la ANGR opinó que las movilizaciones requieren de las autorizaciones que proporcionan las gobernaciones en todo el país y que estas deberían tener restricciones durante los procesos electorales.

Precisó que, a pesar de que todas las campañas electorales se desarrollan en medio de confrontaciones políticas y verbales entre los candidatos, lo importante es que estas no paralicen el país.