Washington. La Casa Blanca dijo este lunes que dejó en claro al Gobierno mexicano que Estados Unidos quiere que el prófugo capo de las drogas Joaquín "El Chapo" Guzmán sea recapturado y enfrente a la justicia.

México tiene la principal responsabilidad en recapturar a Guzmán, dijo el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest a periodistas, pero destacó que Estados Unidos apoyaría ese esfuerzo según sea necesario.

Guzmán, que alguna vez formó parte de la lista de millonarios de Forbes y sobre quien se han escrito canciones, se convirtió en uno de los mayores traficantes de cocaína a Estados Unidos y extendió su imperio de las drogas a varios continentes. Por su captura se ofrecieron millonarias recompensas.

La fuga podría tensar las relaciones con Estados Unidos, principal socio comercial de México y país del que se esperaba una solicitud de extradición para el poderoso narcotraficante.

"El Gobierno de Estados Unidos está dispuesto a trabajar con nuestros socios mexicanos para ofrecer cualquier tipo de asistencia que pueda ayudar a lograr su rápida recaptura", dijo la fiscal general estadounidense, Loretta E. Lynch.

Analistas dijeron que el episodio podría enturbiar las relaciones con Washington.

"Esto va a incidir de manera negativa en la relación con los Estados Unidos, porque ellos habían pedido su extradición dada la peligrosidad del personaje, la falta de confianza en las autoridades mexicanas para impedir que siga operando desde la cárcel", dijo el consultor de seguridad Alberto Islas.