Lima. La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya reconoció unos 50.000 kilómetros cuadrados de espacio marítimo de derechos soberanos para el Perú en su sentencia sobre el límite marítimo con Chile, destacó hoy el presidente Ollanta Humala Tasso.

Esta sentencia, añadió, abre una nueva etapa en la consolidación de las relaciones bilaterales.

En su primer pronunciamiento tras el veredicto del tribunal, sostuvo que el país puede sentirse satisfecho de la labor cumplida, al destacar que el reconocimiento representa más del 70% del total de la demanda peruana.

"Hoy podemos proclamar la victoria de la paz, que es la victoria de todo del pueblo peruano. Viva el Perú", manifestó el mandatario.

Señaló que luego de este proceso de más de seis años, es motivo de satisfacción que la CIJ haya reconocido la validez de la posición peruana respecto a que no existía un trazado de límites marítimo con Chile hasta la milla 200.

El límite, explicó, seguirá ahora la línea de paralelo geográfico hasta la milla 80 para luego aplicar la equidistancia en dirección suroeste hasta su intersección con la proyección de las 200 millas que corresponden a Chile.

Entonces, añadió el jefe del Estado, se completará la delimitación en el punto final de proyección de las 200 millas peruanas.

"Consecuentemente, la corte ha considerado que no resulta necesario pronunciarse sobre el segundo pedido de Perú respecto a los 28,000 kilómetros de triángulo exterior, por cuanto la línea de delimitación establecida los incorpora a nuestra soberanía. El triángulo exterior es nuestro", remarcó.

Refirió, además, que en lo concerniente al punto de inicio del límite marítimo el tribunal señaló que este se ubicará en la intersección del paralelo que pasa por el hito 1 con la línea de baja marea, lo que no prejuzga ni afecta la intangibilidad de la frontera terrestre establecida en tratado de 1929.

"La corte no se ha pronunciado sobre la frontera terrestre pues la controversia es sobre lo marítimo. Perú se siente complacido por el resultado de esta opción de paz en plena consonancia con los principios y propósitos fijados en la carta de las Naciones Unidas", añadió.

Resaltó, además, que se ha dirimido controversia estableciendo de forma "definitiva, pacífica y conforme al derecho internacional el límite marítimo entre ambos estados".

"El fallo, que es de cumplimiento obligatorio e inapelable, será ejecutado y acatado por Perú fiel a su tradición de respeto al derecho internacional y al prinpcio de solución pacífica de las controversias", comentó.

Adelantó, en ese sentido que se adoptarán de inmediato acciones y medidas para la implementación, y espera que el gobierno de Chile haga lo mismo conforme a las reiteradas expresiones de sus más altas autoridades.

"El final de controversia permitirá abrir una nueva etapa en las relaciones con Chile, avanzando en la consolidación de la relación de respeto mutuo, confianza y amistad que privilegie los intereses compartidos, impulse la agenda bilateral con énfasis en integración fronteriza y favorezca el desarrollo en beneficio de los pueblos", dijo.

También reconoció la labor de la CIJ por su protección de la paz y la seguridad internacional con la resolución de la controversia.