La imagen positiva de la presidenta argentina, Cristina Fernández, en caída desde que fue reelecta hace casi un año, se deterioró más en septiembre, en medio de reclamos por la inseguridad y la inflación que llevaron a sectores de la población a protestar en las calles, mostró este domingo un sondeo.

La imagen positiva de la mandataria cayó a 24,3% este mes, desde 30% en agosto, dijo la consultora Management & Fit, que entrevistó para la encuesta a 2.259 personas entre el 21 y el 29 de este mes.

Un 60,6% de los entrevistados desaprobó la gestión de la mandataria peronista, que fue reelecta en el cargo en octubre con 54% de los votos.

Tras obtener la renovación de su mandato, Fernández profundizó sus políticas intervencionistas, e impuso más restricciones a la importación de bienes y la prohibición del ahorro en dólares en un país con una de las tasas de inflación más elevadas del mundo.

Un año atrás, la imagen positiva de Fernández era de  64,1%, según Management & Fit. La consultora indicó que este mes sólo 30,1% de los entrevistados manifestó aprobar su gestión.

Además, 72,2% de los encuestados dijo aprobar una protesta callejera conocida como "cacerolazo", que el 13 de septiembre se realizó en todo el país para manifestar insatisfacción por la situación económica y la seguridad ciudadana.

La encuesta tiene un margen de error de +/- 2,2 puntos porcentuales.