San Salvador, EFE. La OEA ha participado en las negociaciones y acompañará la "declaración de principios de reconciliación" que podrían pactar las pandillas en Honduras al igual que en El Salvador, dijo este lunes en San Salvador el secretario de Seguridad Multidimensional de ese organismo, Adam Blackwell.

"He estado en negociaciones, en conversaciones allí (en Honduras desde) hace ocho meses; estamos siguiendo el mismo proceso" que en El Salvador, declaró a los periodistas el alto cargo de la Organización de Estados Americanos (OEA) durante una entrega de armas por parte de pandillas salvadoreñas.

"La OEA va a acompañar el proceso (en Honduras) igual que aquí; la OEA no puede querer esto más que el pueblo hondureño", aseveró.

El obispo auxiliar de San Pedro Sula, norte de Honduras, Rómulo Emiliani, dijo hoy a Efe en Tegucigalpa, en comunicación telefónica, que las pandillas Mara Salvatrucha (MS) y Mara 18 (M18) podrían anunciar mañana un acuerdo en esa ciudad.

Emiliani, quien ha sido mediador en varios conflictos internos en el presidio de San Pedro Sula, aclaró que "mañana no hay tregua, ni firma de la paz", sino que se espera de los pandilleros presos "una declaración de principios de reconciliación con la sociedad".

Blackwell también dejó entrever que no hay seguridad de que ese pacto se concrete en Honduras al expresar que "ojalá que este proceso pueda empezar mañana".

"La única forma que yo sé para tratar de enfrentar un conflicto es poner las partes en la misma sala y empezar conversaciones", matizó el secretario de Seguridad Multidimensional de la OEA.

Subrayó que en el caso de Honduras "hay un liderazgo de monseñor Emiliani, hay una apertura de los líderes de las pandillas más grandes", para alcanzar un acuerdo.

Blackwell comentó que Honduras "es un país que tiene más conflictos, más matanzas, más homicidios que El Salvador".

La violencia en Honduras a diario deja un promedio de 19 personas muertas, lo que hace figurar al país centroamericano entre los más violentos del mundo, según organismos nacionales e internacionales.

En El Salvador, la "tregua" entre la MS y la M18 ha disminuido los homicidios de 14 a alrededor de cinco en promedio diario desde marzo de 2012, según el Gobierno.

La OEA cumple un papel de verificación y acompañamiento del pacto entre las pandillas salvadoreñas, consistente en que sus miembros no se maten entre sí.