Río de Janeiro. La Policía de Río de Janeiro detuvo este viernes a 39 personas por compra-venta ilegal de entradas en los alrededores del estadio Maracaná durante el partido de cuartos de final del Mundial Brasil 2014 entre Francia y Alemania, según fuentes oficiales.

De acuerdo con la policía, ocho revendedores fueron acusados formalmente debido a que en el momento de la detención portaban cerca de 50 entradas, mientras que el resto de detenidos, acusados por un delito contra la economía popular, considerado leve, fue liberado tras testificar en la comisaría.

Los arrestos fueron efectuados por varios agentes vestidos de paisano, uno de los cuales sorprendió a un revendedor colombiano cuando ofrecía una entrada para el partido por US$2.000.

Entre los revendedores también se encuentran personas de nacionalidad mexicana, boliviana, ecuatoriana, chilena, danesa y alemana.