El Cairo. Cientos de policías en uniforme y vestidos de civil marcharon este lunes por la plaza de Tahrir en El Cairo en solidaridad con los manifestantes que derrocaron al presidente Hosni Mubarak.

Ondeando banderas egipcias, los manifestantes policiales gritaron "Nosotros y el pueblo somos uno", dijeron testigos. Los policías dijeron que querían "honrar a los mártires de la revolución".

La atípica marcha policial se produjo tras la disolución por parte del ejército y la policía militar de las docenas de manifestantes anti-Mubarak que aún quedaban en la emblemática plaza Tahrir.

La plaza ha sido el escenario de violentos enfrentamientos cuando la policía intentó dispersar las manifestaciones que surgieron a partir del 25 de enero.

La desprestigiada policía egipcia fue retirada de las calles el 28 de enero tras fracasar en su intento de sofocar las protestas con porras, gases lacrimógenos, pelotas de goma y fuego. El ejército se mantuvo al margen durante estos enfrentamientos, sin ayudar ni a los manifestantes ni a la policía.

"Somos el pueblo. Pedimos al pueblo de Egipto que no nos excluya. No somos enemigos", dijo el teniente Mohamed Mestekawy a Reuters.

"Estamos en esto juntos y hemos sido maltratados por el mismo sistema. Muchos agentes de policía han muerto en la revuelta junto a otras personas", dijo.

Algunos conatos de peleas estallaron entre los manifestantes policiales y civiles que los acusaron de intentar subirse al vagón de cola y robarles su revolución.

"No les creo. ¿Dónde estaban cuando murió mi hermano a manos de los secuaces?", gritó Samah Hasan, que se enfrentó a un policía cuando la marcha se dirigía hacia el ministerio del Interior.

"Son unos aprovechados. Quieren atribuirse la revolución. Son agentes", gritó.

Oficiales de policía de bajo y medio rango dijeron que han sido injustamente calificados como traidores y enemigos el pueblo.

"El resto de los oficiales de alto rango son corruptos, pero nosotros compartimos los mismos problemas que los demás egipcios - salarios bajos, falta de libertad, humillación", dijo Salah Mohamed, que ha servido en el cuerpo durante 15 años.

"Estamos aquí para honrar a los mártires, al Ejército y al pueblo de Egipto", dijo el teniente Abdel-Rahman Shawqi, mientras manifestantes y civiles cantaban el himno nacional.

Mohamed Abdel Hadi, policía durante 20 años, dijo que el ministerio del Interior ha corrompido a la policía y les ha enseñado a reprimir al pueblo hasta hacerles odiosos para los ciudadanos.

"Esto es injusto para muchos policías honorables", dijo. "Queremos unir al pueblo y a la honorable revolución y condenar a Habib al-Adli (antiguo ministro del Interior) por arruinar la relación del pueblo con la policía".