Este lunes se atizó la polémica en la opinión por el anuncio del presidente Juan Manuel Santos de que habrá una policía rural en Colombia.

El Jefe de Estado dijo en las últimas horas, en desarrollo de su visita oficial a París, que se reunirá con la gendarmería francesa para saber cómo se implementa este modelo.

De acuerdo al mandatario, se quiere establecer ese tipo de seguridad, especialmente, en zonas de conflicto. (Lea más de la policía rural de Santos)

Sin embargo, Santos no aclaró en ningún momento quiénes irían a esa policía rural.

Al reaccionar al tema, el senador y ex presidente Álvaro Uribe Vélez mostró su rotunda oposición a esa posibilidad si se quiere incluir a ex guerrilleros.

Dijo que ningún colombiano aceptaría que quienes cuiden los campos sean los eventuales guerrilleros que se desmovilicen tras el proceso de paz de Cuba.

“Si Policía rural va a estar integrada por desmovilizados de las FARC, los colombianos debemos decir No”, insistió.

A juicio de Uribe, sería totalmente infortunado que el gobierno esté pensando en dicha posibilidad por tratarse de personas con un pasado terrorista.

“Para el país es funesto que personas que han sido terroristas cumplan funciones de Policía en Colombia”, agregó.

El presidente Santos aún no ha precisado el alcance de su iniciativa que establece la búsqueda de medidas de protección al área rural del país.