La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, demandó a los ministros que alegaron tener familia y problemas de salud, doblegar esfuerzos y sacrificarse por el compromiso que representa servir al pueblo boliviano al haber sido elegidos.

“Cuando algún ministro o ministra me dice: ‘presidente yo tengo familia’, por supuesto que todos tenemos familia, pero para quienes prestamos un servicio al pueblo boliviano la primera familia es Bolivia”, afirmó el primer mandatario durante su discurso de posesión del gabinete.

Indicó que las ministras, en especial, le dicen que tienen problemas de salud como una insinuación para retirarse de su cargo. “Si quieren mejorar su salud, tienen que mejorarla trabajando”, afirmó.

Morales pidió disculpas si fue “atrevido” al responderles de esa forma. Luego aseveró que si uno de sus ministros está mal de salud, incluso llega a decir “le voy a recoger en ataúd al ministerio”.

“Tenemos un compromiso de prestar servicio al pueblo, todos arriesgamos todo por nuestra familia que es Bolivia. Cuando el pueblo da un mandato, hay que cumplirlo, mucho más si nos encomienda que administremos Bolivia con transparencia”, sostuvo.

Recalcó que la misión de administrar el país, en la etapa de proceso de cambio, no es una tarea fácil porque requiere de todas las fuerzas “para que los bolivianos puedan mejorar su calidad de vida y se pueda cumplir con la meta del Vivir Bien”.

A tiempo de felicitar y agradecer a los ministros por haberlo acompañado y trabajado una gestión más por Bolivia, les reiteró públicamente que estar en el gobierno requiere de un trabajo exigente y de un ritmo sostenido “que no mide horas”.